Connect with us

Deportes

Teoscar Hernández Sigue haciendo de las suyas

Published

on

BOSTON.- Los Azulejos han perfeccionado su guión de 2020. Una escena de apertura reservada generalmente conduce a un caos en el medio, a menudo por su propia voluntad. Pero siempre parece terminar en el mismo lugar: un juego apretado que se abre de par en par en los momentos finales.

El jueves por la noche en Fenway Park, fue el turno de Teoscar Hernández una vez más, cuando la estrella emergente de los Azulejos disparó su decimotercer jonrón de la temporada, un cuadrangular de tres carreras en la décima entrada, para llevar a Toronto a una victoria 6-2 sobre Boston. Hernández ahora es parte de un empate a cinco cabezas por el liderazgo de vuelacercas en la MLB.

La ofensiva de los Azulejos tuvo un comienzo lento, no consiguiendo un hit contra el abridor de los Medias Rojas Martín Pérez hasta el séptimo. Después de que Toronto envió el juego a los extras, Hernández y Lourdes Gurriel Jr. se fueron profundo en el décimo.
El poder siempre ha estado ahí para Hernández, pero se está dando más oportunidades para aprovechar eso en 2020. En el panorama general, eso significa limitar los ponches. En menor escala, significa que Hernández está buscando su lanzamiento ideal en lugar de saltar al primer pitcheo que ve.

“Este año, es parte de mi plan, tratar de mantener la calma en el plato», dijo Hernández. “Sé que no me van a hacer buenos lanzamientos en el primer lanzamiento de muchos turnos al bate. A veces le tiro al primer lanzamiento, pero a veces tomo el primero para ver cómo me lanzarán ese día. Creo que me está funcionando y voy a seguir haciéndolo».

Los Azulejos se movieron a un empate por el segundo lugar en el Este de la Liga Americana con los Yankees, contra quienes pronto jugarán 10 veces en un tramo de 19 días. Los dos mejores equipos de cada división pasan automáticamente a la postemporada ampliada de 16 equipos, junto con dos comodines de cada liga.

El jonrón de Hernández en el décimo fue en sentido opuesto al jardín central derecho, con su potencia bruta sin esfuerzo en plena exhibición. La entrada comenzó con Derek Fisher como corredor automático en segunda base. Cavan Biggio caminó, y dos bateadores después, Hernández conectó. Pronto fue seguido por Gurriel, cuyo jonrón solitario fue justo dentro del poste de foul jardín izquierdo y sobre el Monstruo Verde para darle a Toronto un respiro adicional.

Por Roosevelt Comarazamy

Advertisement

Comentarios

Categories

Coronavirus