Connect with us

Ayuda

Canadá modifica la definición de “padre” en la Ley de Ciudadanía

Published

on

«Este cambio significa que tanto los padres legales no biológicos como los padres biológicos son ahora considerados igualmente como padres del niño a los efectos de la ciudadanía por descendencia. Las familias canadienses LGBTQ2+ y los padres que experimentan problemas de fertilidad han esperado demasiado tiempo para este importante día.”

– Marco Mendicino, Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía

Se trata de un cambio dirigido a los padres canadienses no biológicos que “son los padres legales de su hijo al nacer, para que puedan transmitir la ciudadanía canadiense a sus hijos nacidos en el extranjero”.

Con esta modificación a la ley Ottawa facilita además a las parejas del mismo sexo la obtención de la ciudadanía para los niños nacidos en el extranjero.

Hasta ahora, un niño nacido en el extranjero era reconocido como ciudadano al nacer sólo si compartía un vínculo genético con el padre o la madre canadienses, o si el niño nacía de un progenitor canadiense.

No era el caso de algunas parejas del mismo sexo.

El caso que aceleró el cambio

Laurence Caron es canadiense. Su esposa, Elsie van der Ven es holandesa. Estando en pareja, Elsie dio nacimiento al primer hijo, Benjamin en los Países Bajos. Laurence fue a la embajada canadiense a inscribir a su hijo para obtener su ciudadanía, pero ese requisito le fue negado porque el niño no era su hijo biológico.

Laurence Caron llevó su caso ante la corte en Quebec. El ministro Mendicino saludó su coraje que propició el cambio en la ley.

Marco Mendicino, el Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, hizo el anuncio el jueves señalando que era una deuda que tenía el gobierno con una parte de la sociedad, que necesitaba de un cambio en la interpretación de «padres» en virtud de la Ley de Ciudadanía.

Destacó que las familias canadienses LGBTQ2+ y los padres que experimentan problemas de fertilidad esperan desde hace demasiado tiempo la llegada de este día.

«No sólo era injusto, sino una fuente innecesaria de estrés e incertidumbre para las parejas centradas en la emoción de comenzar su nueva familia. Era una situación a la que se enfrentaban muchos, incluyendo a los LGBTQ2S+ y a los padres que experimentaban problemas de fertilidad».

– Marco Mendicino, el Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía

Por Leonora Chapman | rcinet.ca

Advertisement

Comentarios

Breaking news